caries del biberon

Aunque son temporales, los dientes de leche de su hijo son importantes, y todavía son susceptibles a las caries. Las caries en bebés y niños pequeños se conocen como Caries de Biberón, o Caries de la Primera Infancia. Los niños necesitan dientes fuertes y sanos para masticar la comida, hablar y tener una sonrisa bonita. Sus primeros dientes también ayudan a asegurar que sus dientes adultos salgan correctamente. Es importante que los bebés comiencen con un buen cuidado bucal para ayudar a proteger sus dientes durante las próximas décadas.

✅ ¿Qué causa las caries del biberón?

Las caries del biberón se producen con mayor frecuencia en los dientes frontales superiores, pero también pueden afectar a otros dientes.

Hay muchos factores que pueden causar caries. Una causa común es la exposición frecuente y prolongada de los dientes del bebé a bebidas que contienen azúcar. La caries dental puede ocurrir cuando se acuesta al bebé con un biberón, o cuando se utiliza un biberón como chupete para un bebé quisquilloso.

La caries es una enfermedad que puede comenzar con la transmisión de bacterias causantes de caries de la madre (o el cuidador principal) al bebé. Estas bacterias se transmiten a través de la saliva. Cuando la madre se lleva la cuchara de alimentación del bebé a la boca o se limpia el chupete en la boca, las bacterias pueden pasar al bebé.

Si su bebé o niño pequeño no recibe una cantidad adecuada de flúor, también puede tener un mayor riesgo de caries. La buena noticia es que las caries se pueden prevenir.

bebe caries dental

▷ Prevención de las caries del biberón

  • Intenta no compartir saliva con el bebé mediante el uso común de cucharas de alimentación o lamiendo chupetes. Después de cada comida, limpie las encías de su hijo con una gasa o una toalla limpia y húmeda.
  • Cuando le salgan los dientes, cepílleos suavemente con un cepillo de dientes del tamaño de un niño y un frotis (o una cantidad del tamaño de un grano de arroz) de pasta dental con flúor hasta los 3 años.
  • Cepille los dientes con una cantidad de pasta dental con flúor del tamaño de un guisante, de los 3 a los 6 años de edad.
  • Supervise el cepillado hasta que se pueda contar con que su hijo escupa y no trague la pasta dental, generalmente no antes de los 6 ó 7 años.
  • Ponga sólo fórmula, leche o leche materna en los biberones. Evite llenar el biberón con líquidos como agua con azúcar, jugo o refrescos.
  • Los bebés deben terminar los biberones de la hora de dormir y de la hora de la siesta antes de acostarse.
  • Si su hijo usa un chupete, proporciónele uno limpio, no lo sumerja en azúcar o miel.
  • Anime a su hijo a beber de una taza antes de su primer cumpleaños.
  • Fomente hábitos alimenticios saludables.

Cuando aparezca el primer diente de su hijo, hable con su dentista sobre la programación de la primera visita al dentista. Trate la primera visita al dentista como si fuera una revisión del bebé sano con el médico del niño. Recuerde: empezar temprano es la clave para una vida de buena salud dental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *